FANDOM


 
Gametitle-FO3 TP
Gametitle-FO3 TP

El diario de Ashur es una serie de holodiscos que aparecen en el complemento The Pitt de Fallout 3.

Localizaciones

Los holodiscos se encuentran en una caja fuerte cerrada en la habitación de Ashur en el Refugio y contienen mensajes de Ishmael Ashur para su hija Marie. Abrir la caja fuerte, con o sin la llave de Ashur, y llevarse los holodiscos resultará en karma negativo para el jugador.

Transcripciones

Diario 1: Para Marie

Transcript

Probando, uno, dos. Parece que esta cosa funciona. Marie, si estás ahí, soy tu padre, Ishmael Ashur, a veces llamado Líder de la Fosa.
Espero que escuches esto dentro de diez años, sentada en mis rodillas, sana y salva. En ese caso, seguro que ahora tengo cara de tonto.
Pero las cosas no siempre salen como desearíamos. Hay muchos riesgos, incluido lo que haría tu madre si me oyera hablar de esta manera.
Y no voy a correr el riesgo de dejarte sola sin que conozcas tus orígenes. Estas cintas son para ti, así sabrás quién era realmente tu padre.

Diario 2: La Hecatombe

Transcript

Marie, lo primero que debes saber es que no siempre fui el Líder de la Fosa. Mucho antes de ser un rey divino, fui erudito y soldado.
De hecho, pertenecí a la Hermandad del Acero. Quizá hayas oído hablar de ellos. Pero puede que no sepas lo que hicimos por esta ciudad: el Azote.
Cuando llegamos aquí, solo había bestias mutantes, caníbales y cosas peores. El comandante nos ordenó quemar el lugar y llevarnos todo lo posible.
La Fosa albergaba tecnología útil, pero era un suicidio quedarse aquí. Cuando la explosión me sepultó en la forja, mis hermanos me dieron por muerto.
No les culpo por irse. Yo probablemente lo habría hecho. Pensábamos que nadie podría sobrevivir en la Fosa, pero estábamos equivocados.

Diario 3: La forja

Transcript

Marie, ¿recuerdas las peleas en el estadio de la forja? La primera se libró cuando me desperté mientras me sacaban de entre los escombros.
Pensé que eran mis hermanos que me llevaban a un lugar seguro, pero resultó ser una carroñera que quería robarme la armadura. No lo consiguió.
Entonces descubrí que tenía toda una familia de carroñeros. Asaltaban la ciudad en busca de material de la forja. Aquello me dio una idea.
Esta era la única forja de acero que habíamos visto en funcionamiento. En un mundo en ruinas, vi la oportunidad de reconstruir algo. Mereció la pena.
Los carroñeros me veían como a un dios y, gracias a mi experiencia en la Hermandad, fue fácil establecer las bases para construir una ciudad.

Diario 4: El remedio

Transcript

Cuando surgió el rumor de un nuevo asentamiento, la ciudad empezó a crecer rápido. Cuando atacaron los saqueadores, maté al líder y recluté al resto.
Era necesario. La enfermedad nos impedía tener hijos. El único modo de crecer era reclutar gente. Y a medida que crecíamos, necesitábamos más obreros.
Y, sí, eso significó reclutar obreros a la fuerza. No estoy orgulloso de ello, pero era el único modo de mantener la ciudad armada y bien provista.
No era más que una solución temporal hasta que diéramos con el modo de curar la epidemia de la ciudad. Sandra y yo trabajábamos en ello día y noche.
Tras una noche de trabajo especialmente larga, logramos encontrar el bendito remedio: el remedio se encuentra en tu interior, Marie.
Aún seguimos intentando averiguar cómo podrías compartir tu don con la ciudad, mientras te mantenemos a salvo, claro.
Cuando tengas edad para escuchar esto, ya serás toda una heroína. Felicidades, Marie. Ya nos has salvado a todos. Sabía que lo harías.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.