FANDOM


 
Gametitle-FNV
Gametitle-FNV
El acechador nocturno es una de las bestias más temibles. Son difíciles de encontrar, pero sé de un nido en una cueva cerca de Bitter Springs.Lucy la Roja

La cueva Bloodborne es una localización en el Yermo de Mojave al este del refugio de la Hermandad del Acero y al noroeste de Bitter Springs.

Disposición

Exterior

Famoso por las rocas de arenisca rojizas que lo flanquean, la cueva Bloodborne es un lugar apartado, cercano a un grupo de gecos de fuego y a las tres cuevas de suministros de los Grandes Khans hacia el este. Cerca de la entrada hay una roca ahuecada.

Interior

A unos cuantos pasos de la entrada, a mano izquierda, un pequeño túnel en pendiente te lleva a un mirador natural y una caverna, dejarte caer en ella es la mejor opción para explorar la cueva que, al ser circular, la podrás recorrer en todo su extensión de una sola vez. Aquí encontrarás el cadáver de un soldado de la RNC y algunas armas. Pasando de esta cueva te toparás con una fogata rodeada de esqueletos, unas sillas y una llave que abre una puerta de metal con dificultad muy difícil que se encuentra más adelante, pasando de la fogata hay unos cuantos acechadores nocturnos y un temible e imponente acechador Nocturno Legendario, a menos que tengas el Extra Amigo animal debes prepárate para una lucha intensa. Continúa por el túnel que tienes de frente para toparte con la puerta bien cerrada, una vez abierta desactiva el cable trampa y revisa el baúl para recoger una interesante suma de chapas y dinero de la RNC y de la legión. Algo más adelante, en una esquina encontrarás el cadáver de un legionario proveniente de un lugar tan lejano como Nipton. Desde este punto hasta volver a la entrada de la cueva no encontrarás gran cosa, además de otras dos cavernas, unos cuantos esqueletos y otros acechadores nocturnos, pero poco más.

Botín notable

Notas

Apariciones

La cueva Bloodborne solo aparece en Fallout: New Vegas.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.